Inicio > Humus de Lombrices > Nuestros productos

BIOFERTIL MUYURINA

BIOFERTIL MUYURINA es el nombre que decidimos dar a nuestra producción del HUMUS de Lombriz. Por sus propias características, así como por el proceso natural de obtención, el humus de lombriz resulta ser un fertilizante muy recomendado tanto para HORTICULTURA como JARDINERÍA, siendo las características más destacables:
- GRAN CALIDAD
- NATURAL
- ECOLÓGICO
- CARENTE DE FITOTOXICIDAD

Producto

El humus de lombriz, BIOFERTIL MUYURINA, es un fertilizante orgánico y ecológico, resultado natural de la transformación, por parte de las Lombrices Rojas de California, del compost procedente de estiércol natural ya fermentado varias veces. El humus es directa e íntegramente asimilable por las plantas. Es un producto 100% natural.

 

El proceso de producción consiste en el paso por el tracto intestinal de las lombrices de la materia orgánica (100% compost, procedente de estiércoles de ternera, oveja, conejo,...) a la que aporta microorganismos y fermentos y elimina la fitotoxicidad propia del estiércol (acidez, restos de antibióticos, etc.).

El humus es de color pardo oscuro, inodoro y no deja residuos al tacto. Se trata de un producto de alta calidad, con una gran riqueza bacteriana, carente de fitotoxicidad y muy fácil de manipular.

El humus de lombriz, como fertilizantes orgánico sólido, elimina las características no deseadas en el estiércol, ya que ni fermenta ni se pudre y presenta dos claras ventajas en relación con los abonos orgánicos: es prácticamente neutro (pH entre 6,8 y 7,8) y contiene abundante flora bacteriana (miles de millones de colonias por gramo de producto).

El carácter neutro del humus de lombriz, el gran contenido de ácidos húmicos y fúlvicos y la gran abundancia de sus colonias bacterianas así como la ausencia de fitotoxicidad hacen que este producto presente las siguientes propiedades:

• Apto para todo tipo de cultivos
• Rico en extracto húmico y elementos minerales
• Enriquece los suelos gracias a la formación de complejos arcillo-húmicos
• Ayuda a la reestructuración de suelos degradados.
• Estimula y acelera la humificación de la materia orgánica.
• Aumenta la actividad biológica de los suelos.
• Los excesos en su utilización no perjudica el cultivo de plantas, ni siquiera en los brotes más tiernos.
• En contacto directo con las raíces, favorece una buena implantación que se traduce en un crecimiento sano y vigoroso de la planta.